6.3 aplicaciones de la energía solar térmica

6.3 Aplicaciones de la energía solar térmica

La energía solar térmica se puede utilizar de muchas maneras, desde calentar el para uso doméstico hasta el secado de alimentos. También se puede usar para calentar el aire y el agua en edificios, y para generar electricidad a través de un proceso llamado generación de energía solar térmica (CSP, por sus siglas en inglés).

A continuación se presentan algunas de las principales aplicaciones de la energía solar térmica:

  • Calentamiento de agua para uso doméstico – El agua calentada por el sol se puede utilizar para ducharse, lavar la ropa y hacer la limpieza.
  • Calentamiento de agua para uso comercial – El agua calentada por el sol se puede utilizar en hoteles, restaurantes y otros establecimientos comerciales.
  • Calentamiento de aire para uso doméstico – El aire calentado por el sol se puede utilizar para calentar la casa en invierno.
  • Calentamiento de aire para uso comercial – El aire calentado por el sol se puede utilizar en fábricas, oficinas y otros edificios comerciales.
  • Generación de energía solar térmica – La energía solar térmica se puede utilizar para generar electricidad a través de un proceso llamado generación de energía solar térmica (CSP, por sus siglas en inglés).
  • Secado de alimentos – El calor del sol se puede utilizar para secar frutas, verduras y otros alimentos.
RECOMENDADO
Ok google que tiempo hace hoy

¿Qué son las aplicaciones térmicas?.


¿Qué son las aplicaciones térmicas?.

Las aplicaciones térmicas son un conjunto de procesos mediante los cuales se transforma la energía existente en las moléculas de la orgánica, utilizando diversos procesos intermedios, en energía térmica aprovechada y distribuida al punto de a través de un fluido caloportador.

Entre los principales procesos de aplicación térmica podemos mencionar:

  • Calentamiento: Se trata de un proceso en el que se aumenta la temperatura de una sustancia para producir un efecto deseado. El calentamiento puede ser realizado mediante el uso de diversos métodos, como el calor solar, el fuego o el agua caliente.
  • Refrigeración: Se trata de un proceso en el que se disminuye la temperatura de una sustancia para producir un efecto deseado. La refrigeración puede ser realizada mediante el uso de diversos métodos, como el hielo, la nieve o el agua fría.
  • Cocción: Se trata de un proceso en el que se aumenta la temperatura de una sustancia hasta alcanzar su punto de ebullición. La cocción es utilizada habitualmente para la preparación de alimentos.

¿Cómo se transforma la energía solar en energía térmica?.

Para poder trabajar con la energía solar térmica se necesitan unos captadores solares (también conocidos como colectores solares), encargados de coger la radiación solar y convertirla en energía térmica (calor), calor es utilizado para calentar agua directamente o bien un líquido especial que en una etapa posterior se usará para calentar el agua.

Los captadores solares pueden ser de dos tipos:

  • Placas planas: Son las más utilizadas, y están compuestas por una placa de vidrio que cubre el panel solar, debajo del cual se encuentra el aislamiento térmico y la placa absorbente. El aislamiento térmico es necesario para evitar la pérdida de calor, mientras que la placa absorbente es la encargada de transformar la radiación solar en energía térmica.
  • Tubos de vacío: Están compuestos por un tubo de vidrio que contiene una capa reflectante en su interior, debajo del cual se encuentra el aislamiento térmico y la placa absorbente. La capa reflectante sirve para evitar que el calor se pierda por el vidrio, mientras que la placa absorbente es la encargada de transformar la radiación solar en energía térmica.
RECOMENDADO
Qué iphone se puede meter al agua

¿Cuáles son las aplicaciones de la energía térmica?.


¿Cuáles son las aplicaciones de la energía térmica?.

La energía solar térmica permite el calentamiento de agua para su utilización en diferentes aplicaciones, como pueden ser el calentamiento de piscinas, la producción de agua caliente sanitaria o industrial, la calefacción de espacios e incluso su refrigeración.

Algunas de las aplicaciones más comunes de la energía térmica son:

  • Calentamiento de agua: Se puede utilizar para calentar el agua de una piscina, generar agua caliente sanitaria o para otros usos industriales.
  • Calefacción: La energía térmica se puede utilizar para calentar espacios como una casa o un edificio.
  • Refrigeración: También se puede utilizar para enfriar espacios o productos.

¿Que otras aplicaciones tiene la energía solar?.


¿Que otras aplicaciones tiene la energía solar?.

Las aplicaciones más comunes de la energía solar son:

  • Electrificación de viviendas alejadas de la red eléctrica.
  • Aplicaciones agrícolas y de ganado (bombeo de agua, sistemas de riego, iluminación de invernaderos y granjas…)
  • Señalización y comunicaciones (navegación aérea y marítima, señalización de carreteras, repetidores…)

¿Qué es energía solar térmica ejemplos?.

La energía solar térmica es el aprovechamiento del recurso solar para calentar un líquido. Esa energía calórica, que eleva la temperatura del agua, se utiliza para aplicaciones como:

  • Calentamiento de agua sanitaria: duchas, lavado de ropa, vajilla.
  • Calefacción de ambientes.

¿Cómo se clasifican los sistemas solares termicos?.


¿Cómo se clasifican los sistemas solares termicos?.

Los sistemas solares térmicos se clasifican en dos tipos: de circuito abierto y de circuito cerrado.

de circuito abierto: En tipo de instalación, el agua del se calienta directamente con el calor del sol. El agua se evapora y, como consecuencia, el líquido refrigerante que circula en el interior del colector solar también se calienta. Debido a que el agua se evapora, el sistema debe estar conectado a una fuente de agua constante, como un pozo o una cisterna.

RECOMENDADO
Cuales aplicaciones de la quimicas reconoce en tu vida cotidiana

de circuito cerrado: En tipo de instalación, el agua del circula por un circuito cerrado en el interior del colector solar. El agua no se evapora y, por lo tanto, no es necesario estar conectado a una fuente de agua constante. Sin embargo, debido a que el agua no se evapora, el sistema requiere de un dispositivo para eliminar el exceso de calor, como un ventilador o un intercambiador de calor.